Cómo Hacer Un Mapa Mental: Acelera Tu Aprendizaje

Cómo Hacer Un Mapa Mental: Utiliza imágenes para aprender mejor

Cuando se habla de cómo hacer un mapa mental, son muchos los que de inmediato piensan que se trata de un mapa conceptual. En cierto sentido sí se parece a esta otra alternativa de estudio, pero realmente tiene otra funcionalidad y otra estructura a tener presente.

Para responder a la pregunta de cómo hacer un mapa mental, se tienen diversos aspectos como lo son las ideas claves, los dibujos y los recuadros. La finalidad es la misma que la de un mapa conceptual: lograr desarrollar ideas de manera organizada. Pero lo que ocurre con el cómo hacer un mapa mental es que su enfoque tiende más a retener información y almacenarla mejor en tu mente.

Los dibujos a tener presentes

La esencia de cómo hacer un mapa mental radica en la elaboración de dibujos. Un dibujo te ayuda a sintetizar el concepto, permitiéndote captar con rapidez todas las ideas que se relacionan con este mismo.

Si el profesor está exponiendo un tema sobre la Edad Media, entonces dibuja una Iglesia para luego establecer las relaciones que suponía esta institución en ese momento de la historia. Puedes realizar otro dibujo sobre una Bruja para apuntar las ideas que se tenían en ese mismo periodo de la historia sobre la magia y la hechicería.

A medida que te vas adentrando en el universo de cómo hacer un mapa mental, vas a darte cuenta del gran aporte que representan los dibujos, facilitándote así un registro adecuado de la información. Entre más dibujos existan en un mapa mental, más interesante se torna la interpretación de la idea que estás sintetizando.

La libertad de asociar ideas

El otro aspecto importantísimo sobre cómo hacer un mapa mental es que tienes total libertad de utilizar el papel o el plano de escritura para ir recopilando la información y relacionándola con el concepto. Si ya tienes listo el dibujito sobre la Bruja, crea una línea para describir “eran quemadas vivas” y luego otra “si la mujer sobrevivía se confirmaba que era bruja”, etc.

En el cómo hacer un mapa mental  también es importante ser sustancial con las descripciones, para que puedas enfocar bien tu atención en las ideas que estás recibiendo, ya sea porque estés tomando apuntes sobre una clase, o bien, porque estés proyectando una idea tuya sobre una historia que deseas escribir o repasando los temas de una exposición que esperas sea todo un éxito.

El uso de conectores

Para darle mayor fluidez al cómo hacer un mapa mental puedes hacer uso de conectores. Estos conectores pueden ir en recuadros o círculos, eres libre de cómo usarlos. Lo importante es que sean sustanciales y en cierto sentido que te permitan agrupar ideas, para luego abrirlas como en un abanico.

Volviendo al caso de las brujas, podrías colocar en un recuadro de idea conectora, la descripción: “se sospechaba porque”. Y entonces creas las ramificaciones: “tenían cabello negro”, “versadas sobre hierbas y pócimas”, “cometer adulterio”, “eran solteras”.

No existe un fin determinado

Es imprescindible que siempre tengas en claro que cómo hacer un mapa mental no ofrece restricciones ni un existe un esquema ya trazado a seguir. Eres tú mismo quien proyecta tu mente a través del papel, quien establece las relaciones y organiza la información para convertirla en algo más fácil de asimilar.

En este punto sobre cómo hacer un mapa mental tienes la oportunidad de ser creativo y seguir las pautas que tú mismo consideres. Si se te ocurre que una de las ideas del principio se relaciona con la del final, entonces traza una línea de extremo a extremo y coloca en encima de ésta, otra descripción: “También se consideraban brujas porque sí, porque un hombre cualquiera las acusaba”.

Así que a la hora de cómo hacer un mapa mental el enfoque consiste en saber recopilar la información, más allá de estructurar un contenido con el fin de llegar a una conclusión. Lo que se busca es que vayas desplegando la esencia del tema a través de subtemas y conectores claros.

La importancia del tema central

Aun así, existen ciertos aspectos que suelen sugerirse a la hora de crear un mapa mental. Así cómo hacer un mapa mental representa para algunos el solo utilizar palabras (encerradas en círculos y recuadros) y conectores, también están los que se esfuerza por darle mayor presencia a los dibujos.

La idea a la hora de cómo hacer un mapa mental es ante todo mantener un equilibrio entre ambas opciones para que resulte más interesante interpretar el mensaje. De hecho, el consejo clásico que suele darse es que el tema central del mapa mental, debe ubicarse justo en el centro de la página. Y a partir de ahí, empezar a crear las ramificaciones con las ideas claves.

Si vas a presentar un trabajo académico lo mejor es que sigas la indicación, de que toda la información empiece a proyectarse, desde el núcleo central de la página, que debería estar representado con una imagen. A esto también se le agrega el que utilices colores para así darle mayor belleza a la presentación.

O bien… seguir tu propio estilo

La razón por la que el tema central se ubica justo a la mitad de la página, radica también en el hecho de que así puedes desplegar con mayor facilidad todo el contenido. Pero recuerda, la decisión, de cómo enfocar el contenido de un mapa mental, siempre depende de  ti mismo.

Si realmente no se trata de un trabajo académico, puedes seguir las pautas que tú consideres, siendo esta una opción bastante útil de cómo hacer un mapa mental que te sirva para estudiar y refrescar ideas.

Curso online para creación de mapas mentales

Si quieres convertirte en un experto en la creación de mapas mentales, tenemos dos cursos online que pueden resultarte muy útiles ya que a través de ellos acelerarás tu entendimiento del tema y por ende tu absorción de conocimiento.

Curso Crea Mapas Mentales Para ser Más Productivo y Estudiar Mejor

Se trata de un curso online de Udemy, la plataforma más grande de cursos en línea en el mundo con más de 55.000 cursos y cerca de 20 millones de estudiantes. En este curso la instructora Roxana Falasco aborda con un enfoque multimedia las principales características de los mapas mentales y como pueden tranformar tu manera de pensar para ser mucho más eficiente en diversas actividades. Para comenzar el curso, ingresa aquí.

Sea Productivo Con Mapas Mentales

En este curso que de igual manera se encuentra alojado en Udemy, Álvaro Grisales te invita a sumergirte en el océano de los mapas mentales y las infinitas posibilidades que te pueden brindar este tipo de esquemas para mejorar tu productividad y retentiva al momento de estudiar. Para comenzar el curso, ingresa aquí.

Relacionado: Qué es un mapa conceptual

Papel o software

A menudo, el problema con el que se encuentran muchos estudiantes sobre el cómo hacer un mapa mental tiene que ver con el formato de presentación. Lo cierto es que si lo realizas en papel, a la hora de recibir las ideas de una cátedra universitaria o una clase de secundaria, te será naturalmente muchísimo más fácil.

El papel te permite mayor libertad a la hora de desarrollar todas las ideas que se te vienen a la cabeza. Mientras que el programa para tu PC sí te sería más útil en el caso de que estés realizando una presentación académica, ya que así puedes hacer uso de imágenes descargadas o tener una mejor ortografía.

Recuerda que en Internet existen muchos programas online o descargables que pueden darte una mano para lograr esto. Elegir entre el método digital y el método papel y lápiz ya depende de la calidad de presentación que quieras darle a un trabajo académico.

 

 

¿Sabías que siendo anfitrión de Airbnb puedes pagar tus estudios sin salir de casa? Ingresa aquí para descubrir cómo hacerlo.