Orientación Vocacional: Descubre Cuál Es Tu Llamado

Orientación Vocacional: Identifica tus fortalezas

La orientación vocacional: otro de los grandes dilemas morales a los que se enfrenta todo estudiante al final de la secundaria. Se presenta como un monstruo terrible porque implica considerar bien cuál será la profesión que se ejercerá por el resto de tus días. Una inquietud que se infiltra en tu mente mientras luchas con tus calificaciones para no reprobar matemáticas o filosofía.

Para otros, el tormento es aún mayor, cuando reflejan su indecisión en el fracaso de un hermano o familiar que derrochó cuatro semestres en una carrera que luego abandonó y que lo sentenció a llevar el yugo de “El vago de la familia”. Entonces, ¿cómo enfrentar entonces a la pregunta sobre lo que será tu orientación vocacional?

Esa es la pregunta que resolveremos en este artículo:

Escuchar al corazón

Claro, por muy poético o sentimental que resulte, definir tu orientación vocacional implica hacerle caso en primer lugar a lo que te dice tu propia intuición. No se trata de buscar la respuesta a tu orientación vocacional en el Libro del Destino ni esperar que un rayo de iluminación mística te indique cual es el camino.

Se trata simplemente de tener en claro que es lo que realmente te gustaría ejercer. Empieza a tener presente todos esos sueños que tuviste a lo largo de tu infancia. ¿aún sigue viva tu orientación vocacional por ser cantante, actor, pintor, científico, detective?

Escuchar al corazón siempre será necesario para que en el momento que te decidas por una carrera experimentes realmente un alivio, y no tengas la sensación de estarte condenando a algo que va en contravía de tus sueños y de tu personalidad.

Considerar el dinero que ganarás

Y cómo no, hay que ser francos y aceptar que dentro de lo que es la orientación vocacional, el salario que percibe cada profesión, también es una razón poderosa a tener presente. Este es un aspecto que tiene un doble filo, ya que son muchos los que solo optan por una profesión porque ésta otorga las sumas más jugosas, mientras que otros llevan la cuestión por el lado más razonable e inteligente.

Es decir, la cuestión de aceptar que (aun cuando los salarios no sean tan elevados), su orientación vocacional los impulsa a seguir con su sueño. El consejo clave en este aspecto es que si te inclinas solo por el dinero para definir tu orientación vocacional, a la final sentirás que estás explotándote a ti mismo para conseguir una meta económica.

Qué otras motivaciones encuentras para esa carrera

Como contraparte al punto anterior, tienes que sopesar entonces de qué manera esa carrera que escoges, nutrirá de valor a tu vida. Si tu sueño sencillamente consiste en tener un empleo como ingeniero de sistemas, trabajar de lunes a viernes, disfrutar los fines de semana en familia y salir a vacaciones a fin de año, pues entonces acéptalo con gusto y asúmelo.

En ello no hay nada de malo y nadie te va a juzgar. En cambio, si lo que buscas son las emociones de reportar una noticia en vivo y en directo, quizá lo tuyo sea el periodismo. Si te emociona poder salvar vidas en medio de situaciones críticas, quizá tu vocación sea ser bombero: así de simple.

Tienes que reflejar tu orientación vocacional con tu estilo de vida y con las emociones que ésta misma te puede ofrecer.

Haz una lista

Otra alternativa fantástica para elegir sabiamente la orientación vocacional consiste en crear una lista de opciones. Por lo general, los estudiantes suelen creer que tener una convicción sobre su orientación vocacional se expresa de manera lógica e inmediata con una única opción.

Es decir, es el tipo de personas a las que se le pregunta: “¿Qué piensas estudiar?” y responden de manera automática: “Administración de empresa”, “Odontología”, “Arquitectura”, etc. Sí, puede que ya lo hayan reflexionado, pero… ¿y si esa opción está camuflando a una orientación vocacional más interesante?

La idea entonces es que valores varias alternativas, que tengas tu mente abierta y analices en que campo te sentirías más cómodo. Visualízate en un día de trabajo como ingeniero y otro como periodista para hacer un balance. Al final, la elección se presentará sabiamente ante tus pies.

Conocer a fondo la carrera

A la hora de definir tu orientación vocacional, otro detalle importantísimo es conocer a fondo en qué consiste dicha carrera que tienes en mente. Visita a esa universidad en la que deseas estudiar y solicita que te dejen ver los pensum universitarios, para que te des cuenta por qué los que optan por odontología también tienen que estudiar matemáticas y química.

Conocer a fondo la carrera, como proceso para una excelente orientación vocacional, te puede ayudar a entender qué ese que decidió estudiar Filosofía y Literatura, no solo se va a desempeñar como profesor en un colegio, sino que también podrá prestar su servicios como escritor a una editorial o revista, trabajar con una librería o ser una agente cultural para museos y otras organizaciones.

Dentro de esta misma categoría, también está la tarea de que dialogues y asesores con un profesional en el campo en el que deseas ejercer. Contacta con una persona que te dé una visión global de lo que es su profesión y te comparta los motivos por los cuales decidió que dicha carrera se convirtiera en su orientación vocacional. Ten por seguro que será un encuentro muy maravilloso.

Curso online de orientación vocacional

Si en realidad estás decidido a conocer cuáles pueden ser tus mejores opciones y estás decidido a invertir el tiempo necesario para reflexionar y encontrar cuál puede ser tu mejor opción, te presentamos este curso de Udemy llamado ¿Emprender Un Negocio? 0 ¿Estudiar una Carrera Universitaria? que te dará las herramientas necesarias de manos expertas para lograr identificar a través de tus aptitudes y perfil cuáles podrían ser tus opciones y que generen mayor satisfacción en diversos aspectos de tu vida. Para acceder al curso, ingresa aquí.

Haz un test de orientación vocacional

Finalmente, otra de las opciones que hoy en día brindan las redes, está la de presentar un test online para que observes como tus cualidades y talentos se sincronizan con diversas carreras. Este tipo de test suele ser gratuito. Además de ser divertido, te ayudará a despejar tu mente para encontrar otras alternativas sobre qué estudiar. Para conocer una buena opción de test vocacional, ingresa aquí.

Relacionado: Carreras Universitarias: Las 15 Opciones Más Rentables

No te estreses a la hora de elegir

Un último tip a tener en cuenta es que no te compliques la vida con esta elección. Si consideraste estudiar Negocios Internacionales y luego de dos semestres sientes que eso no es lo tuyo, no te preocupes, no hagas de ello una tragedia y ni se te ocurra pensar que por eso mismo “eres un fracasado”.

La Vida, esa gran mentora, te pone a veces a prueba, te deja tomar esas “decisiones equivocadas” para que al final aceptes qué es lo que más te conviene y lo qué mejor te realizará como persona. Dale tiempo al Tiempo.

¿Quieres conocer las 50 mejores convocatorias de becas internacionales? Descubre la guía Becados que hara realidad tu sueño de obtener una beca para estudiar en el extrajero. Tip: Utiliza el código BECAS al realizar el pago y cubriremos la mitad del costo libro por ti 😉 Para obtenerla, ingresa aquí.